La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) pidió este jueves, en un comunicado, que se refuercen las campañas para proteger la dignidad de los gordacos, adefesios y viejales en todo el mundo.

Según esta entidad, la impunidad con la que se maltrata a los putos desgraciados tanto en los países de mierda como en Estados Unidos es intolerable. “Si eres un desecho humano, un viejo asqueroso o un apestoso trozo de carne, tienes muchas posibilidades de que se te falte al respeto en cualquier rincón del mundo”, argumenta el comunicado.

“De momento, la única solución es que se queden encerrados en su puta casa comiendo helado de forma compulsiva o viendo la tele con la mirada perdida, y eso no puede ser”, insiste AI.

La organización cree que es necesario “visibilizar el problema para que nos acostumbremos y dejen de darnos asco”. De este modo, será posible “una convivencia que respete la integridad de esta gente rara y desagradable que nos recuerda la suerte que tenemos de ser normales”.

Amnistía Internacional se ha comprometido a trabajar estrechamente con la Asociación Mundial de Gordacos “para ver qué hacemos con vosotros”.