La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha declarado prescritas las canciones de la banda española Mecano, muy activa en España entre 1981 y 1992.

El tribunal considera que ha transcurrido ampliamente el plazo de 20 años tras el que caducan estos delitos, pero asegura que existían indicios suficientes de criminalidad en los temas del grupo, y especialmente en algunas de sus rimas. “Aquella canción que hicieron sobre Dalí violaba varios derechos internacionales”, admite el tribunal.

“El Ministerio Fiscal ha expuesto de forma sobrada la argumentación fáctica y jurídica suficiente como para determinar en la sala la necesidad jurídica de decretar el sobreseimiento libre de la causa y el archivo de las actuaciones, incluyendo las que hicieron en 1998 cuando se volvieron a juntar”, concluye el tribunal.

Salvo que el grupo vuelva a reunirse, sus tres integrantes quedarán impunes tras perpetrar rimas como “No hay marcha en Nueva York y los jamones son de York” o incluso juegos de palabras como “Eungenio Salvador Dalí”, que afectaron a una generación entera de españoles.

Tras conocerse hoy la decisión de la Audiencia Nacional, numerosos ciudadanos se han congregado a las puertas de la institución para mostrar su descontento. “Nos hemos mojado las ganas en el café, pero nos cuesta tanto olvidarles que recurriremos ante la Corte Internacional de Justicia”, ha amenazado una de las afectadas.

Por su parte, el compositor Nacho Cano ha agradecido “la diligencia de los órganos competentes”.