Walt Disney Pictures se ha visto obligada a cancelar la promoción de la película “Iron Man 3” tras un serio percance ocurrido en un pase en Florida en el que un niño se acercó al superhéroe para saludarle y, a modo de gracieta, le estampó un imán de nevera en la frente.

No saldrá del baño hasta que se lo quite

Desde el pasado viernes, cuando sucedió el incidente, los expertos han intentado sin éxito arrancar el imán de la armadura del superhéroe, que presenta serios problemas de psicomotricidad fina que le impiden retirar con precisión este imán de propaganda.

“Aplica demasiada fuerza, se pone nervioso y se abolla la cabeza a sí mismo”, explica un ingeniero, que cree que la energía excesiva del exoesqueleto mecánico potencia el agarre del imán de “Momma Roza’s Pizza Paradise”.

Enfrentado al mayor reto de su trayectoria, Iron Man lleva horas encerrado en el baño de un hotel, consciente de que debe librarse del imán si quiere continuar con la promoción de su película y rodar más secuelas.

“Ya sufre con cada estreno porque, al viajar al extranjero, no le dejan pasar por el detector de metales, con lo cual tenemos que facturarlo junto a los perritos y los gatitos. Esto para un superhéroe es una humillación. Lo del imán es la gota que colma el vaso”, admiten desde Walt Disney.

A raíz de esta desgracia, la facturación de la pizzería “Momma Roza’s Pizza Paradise” ha aumentado un 75%.