Las autoridades iraníes han ordenado hoy la lapidación del DVD de la tercera temporada de la serie norteamericana “Sexo en Nueva York”. El pack de tres discos había sido detenido y encarcelado hace cinco días en la ciudad iraní de Tabriz, donde ya recibió cien latigazos.

Las otras temporadas tampoco están a salvo

Acusado de violar la ley islámica en varios capítulos -especialmente en “Políticamente erecto”, “¿Somos unos putones?” y “¡Quiquiriquí!”-, el DVD no logró obtener asilo político en Portugal, donde el presidente Aníbal Cavaco alegó que ya tenía todas las temporadas de la serie en un único cofre.

De nada sirvieron los ruegos del Comité Internacional contra la Lapidación, que protestó el pasado viernes ante la embajada iraní en París, así como en la sede del Parlamento Europeo, en Bruselas.

También en Nueva York hubo manifestaciones de numerosos grupos pro derechos humanos para evitar este castigo que rige en Irán desde la Revolución Islámica de 1979.

“Es un ataque a la libertad y un insulto a la cultura americana”, protestó la actriz protagonista de la serie, Sarah Jessica Parker, que acudió a la sede de la ONU con un vestido blanco de la firma Halston Heritage en señal de repulsa.

El suceso ha provocado una gran tensión diplomática entre Estados Unidos y el gobierno de Mahmud Ahmadineyad, al que también se acusa de haber comprado colecciones enteras de ropa de alta costura para meterla en la cárcel.