Los recortes no perdonan. El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, ha anunciado hoy que la Cámara baja acaba de encargar varias unidades del nuevo iPad Mini, que vendrán a sustituir los iPad que actualmente tienen los diputados, de mayor peso y tamaño.

“Menuda faena”, ha exclamado Bartolomé González, diputado del grupo Popular, que espera “que podamos conservar todas las notas, récords y puntuaciones anotados hasta la fecha en los actuales dispositivos”.

Podrían perder sus récords en el Apalabrados

Otros afectados, como el socialista Javier Barrero, se preguntan qué tienen que hacer ahora con la maleta de piel que utilizaban “para llevar el iPad y los papelotes”, pues ahora el nuevo iPad Mini, de menor tamaño, cabrá en los bolsillos de sus americanas. “Acarrear el maletín de diputado solo para llevar el bocata de lomo es un poco absurdo. Habrá que discutir este tema en el próximo pleno”, ha propuesto Barrero.

“No olvidemos que muchos ciudadanos están pasando con un iPhone, con el que se dejan los ojos para leer el correo electrónico. Recortar el tamaño de nuestras tabletas es también una manera de acercar la política a la realidad de los españoles. Pero bueno, todo esto no quita que sea una auténtica molestia tener que adaptarse a tantos cambios”, asegura Rosa Díez, de UPyD.

Por su parte, el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha pedido “que al menos nos pongan un diseñador para que adapte los fondos de pantalla del iPad actual a la nueva resolución del iPad Mini, porque nosotros tenemos el logo de nuestro partido que ocupa toda la superficie y, con el nuevo aparato, se saldrá de los márgenes”.

Jesús Posada ha tranquilizado a sus compañeros recordando que “las aplicaciones actuales van a funcionar también con el nuevo iPad y, si han estado utilizando correctamente el sistema iCloud, también conservarán las sesiones en Apalabrados, los dibujos y los historiales del chat”.

“¿Qué es eso del Cloud? Nosotros no hemos votado nada de eso”, se ha quejado Gaspar Llamazares, recordando que “recortar en política es recortar en derechos y en calidad democrática”.