El Palacio de la Moncloa, sede de la Presidencia del Gobierno de España, figura desde ayer por la tarde en el portal inmobiliario Idealista, entre la oferta de viviendas y habitaciones en régimen de alquiler. La ficha fue encontrada por un usuario de este portal online, que buscaba una habitación por la zona.

Aunque el palacio no se ajusta al tipo de vivienda que necesita, este ciudadano llamó por curiosidad al teléfono indicado en la página web y pudo hablar con un miembro del departamento de comunicación de Moncloa, que le explicó que el casero “prefiere enseñar él mismo la casa, pero tendrá que ser la semana que viene porque tiene una agenda complicada”. Le adelantaron, eso sí, que la finca “es antigua pero bien conservada” y que se solicita un mes de fianza al inquilino.

Rajoy busca “una entrada de dinero adicional”

Al trascender la noticia a la prensa, el propio Mariano Rajoy ha tenido que emitir un comunicado “a título personal” para aclarar la situación. En la nota, Rajoy insiste en que “no es un asunto de Gobierno, es una iniciativa personal que mi familia y yo hemos tomado para aprovechar las habitaciones vacías de la casa y obtener una entrada de dinero adicional que nunca está de más”.

Así pues, lo que Rajoy alquila es una habitación de Moncloa, “y buscamos preferentemente a estudiantes porque creemos que hay que apoyar a los jóvenes y además vivimos muy cerca de la zona universitaria”. El presidente ha advertido de que “habrá que acordar el tema del aseo porque yo me ducho por las noches y mi mujer por las mañanas porque, si nos duchamos uno tras otro, se termina el agua caliente”.

La oposición considera que el asunto es “una estrategia de Rajoy para aparentar austeridad después de que todos hayamos visto su Declaración de la Renta”, en palabras de Cayo Lara. Pese a ello, el líder de Izquierda Unida ha pasado el contacto de la vivienda “a un sobrino vegano y nudista al que sus padres acaban de echar de casa pero que es muy buen chaval”.

Un compañero de piso “amable pero tirando a pesado”

Este medio ha contactado con un antiguo compañero de piso de Mariano Rajoy, que convivió unos meses con él en Padrón (La Coruña). Según su testimonio, Rajoy “no es conflictivo pero va a su bola siempre, haciéndose el despistado para pasar de las tareas comunes. Y aparte del olor a puro, se hace muy pesado cuando está con movidas y se cuela en tu habitación para que le animes y le digas que no es para tanto, que todo saldrá bien”.