La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, ha salido al paso hace escasos minutos para responder a las graves acusaciones de corrupción que el diario El País acredita con la publicación de unas notas manuscritas de Luis Bárcenas que, supuestamente, corresponden a la contabilidad B del partido.

“La contabilidad del PP es clara, transparente y limpia”, ha insistido Cospedal, añadiendo que “clara es también la oferta que hacemos a la ciudadanía: mil euros para cada español y aparcamos este tema para centrarnos en nuestro enemigo común, que es la crisis económica”.

“No es un soborno, es un incentivo económico para alcanzar la concordia social”, ha aclarado Cospedal

Ante la sorpresa de los periodistas, que han preguntado a Cospedal si estaba ofreciendo un soborno a la población, la secretaria general del PP no ha querido “entrar en debates nominalistas sobre si esto es un soborno o una medida para alcanzar el consenso y la concordia social. Ya dije en su momento que, en el Partido Popular, quien la hace la paga. Y nosotros proponemos pagar mil euros a cada ciudadano. No me parece que esté la cosa como para hacerle ascos a este ofrecimiento. Con mil euros te puedes comprar un bolso de Prada”, ha sentenciado.

Prometen que los mil euros no saldrían de las arcas del Estado

Para evitar suspicacias o malentendidos, la número dos del PP ha especificado que el dinero “no saldrá del erario público, porque esto sería como robar al damnificado para indemnizarle con su propio dinero”. Aunque no ha querido dar detalles sobre el origen concreto del dinero para el soborno, sí ha explicado que “tenemos nuestros ahorros como cualquier otra institución gestionada de manera responsable”.