El domingo 28 de octubre, el diario catalán “El Punt Avui” hará entrega de una cartilla de participación que deberá cumplimentarse con 85563 cupones. Estos cupones se publicarán a partir del lunes siguiente a razón de uno por día y, una vez completados, los catalanes que hayan participado en la promoción “se llevarán a casa un Estado Soberano exclusivo y de primera calidad”.

Los lectores del diario, cuya línea editorial destaca por sus simpatías hacia el independentismo catalán, han acogido esta medida con entusiasmo. “Para ir animando a los lectores, no haremos entrega del Estado de golpe, que puede ser difícil de gestionar. Sino que, a los pocos meses de iniciar la promoción, regalaremos algunos rasgos identitarios, luego algunas provincias, algunos monumentos, algunos tratados internacionales, algunos ciudadanos… En fin, todo lo que conforma un Estado, que no es poca cosa”, explica el director del diario, Xevi Xirgo i Teixidor.

Según Xirgo i Teixidor, se espera de este modo que la ciudadanía catalana “dé un paso decisivo al frente, sin miedo, sin coacciones y sin amenazas” y que con toda la libertad los catalanes sean capaces de construir un país de manera activa, “piedra a piedra, ciudadano a ciudadano, cupón a cupón”. Según él, esta promoción histórica implica la participación de todos los que sean capaces de llevar adelante un proyecto de país. “Sabemos que puede suponer un sacrificio importante ir acumulando en casa todo el material del que iremos haciendo entrega, pero el resultado final será gratificante. Nadie piensa que construir un país sea fácil”, explica.

Aunque para el diario una Cataluña independiente conseguida a base de cupones es “perfectamente viable”, hay quien considera que coleccionar 85563 cupones constituye un proceso demasiado largo y costoso, y son muchos los que prefieren esperar a una posible consulta sobre el independentismo. “Cataluña es demasiado grande como para que pueda caber en una cartilla de cupones. Somos siete millones y medio de catalanes. ¿Van a hacer un cupón para cada catalán? Y si es así, ¿Qué catalán será el último para que pueda ir al quiosco a recogerse a sí mismo y terminar el coleccionable? Es todo muy complicado”, se quejaba ayer un oyente de “El matí de Catalunya Ràdio”.

Mariano Rajoy ha salido al paso de esta promoción quitando hierro a la “provocación” del diario catalán y argumentando que la colección solo la llevarán a cabo algunos catalanes, una minoría, y que los que intenten completarla “seguro que se olvidan un día de bajar al quiosco y de llenar la cartilla porque al ciudadano de a pie lo que le interesan son otras cosas y no va a comprar un diario por la promoción de regalo. Yo mismo intenté completar una cubertería y me faltan un montón de piezas y, cuando vienen seis personas a casa, dos de ellas se ven obligadas a compartir el tenedor”.

Quizá como respuesta a la promoción del “El Punt Avui”, el diario “El País” ha anunciado que, con su edición de los sábados, regalará un pedacito del espíritu de la Transición encerrado en un pequeño bote de cristal.