La Agencia Espacial Rusa ha anunciado hoy un descubrimiento histórico. El telescopio espacial Spectr-R, lanzado el pasado 18 de julio desde la base Baikonur de Kazajistán, ha proporcionado imágenes de Marte en las que se aprecia una suerte de robot metálico con ruedas, “parecido a un coche pero con un diseño más avanzado”. 

“El astrónomo Gennady Sokolov, jefe del equipo que observa la superficie del Planeta Rojo desde hace varios meses, asegura que no se trata de ninguna ilusión óptica: “Este artefacto ha sido desarrollado por una mente inteligente, probablemente más desarrollada que la nuestra”, dice el investigador.

“Es un hito inesperado, fruto de un trabajo intenso que nos ha tenido más pendientes de Marte que de nuestras propias vidas terrestres”, reconoce Sokolov. Y ahora les esperan tareas mucho mayores: obtener imágenes más detalladas del artefacto marciano y rastrear la superficie del planeta en busca de otros artilugios parecidos y de la vida inteligente que supuestamente los ha creado. “No sabemos si es el utilitario de una posible familia de clase media extraterrestre, un deportivo o un vehículo militar. Esto último parece probable porque pudimos ver cómo pulverizaba una roca con una especie de luz parecida a un láser. Por lo tanto, es agresivo y debemos tomar precauciones”, revela el astrónomo.

La prensa rusa asegura que Vladimir Putin está preparando un discurso en varios idiomas por si los científicos encuentran la manera de hacérselo llegar al robot. El contenido de este discurso de bienvenida será enviado previamente a los grandes líderes mundiales para consensuar su contenido.

Felicitaciones y aplausos desde la NASA

Charles Bolden, máximo responsable de la NASA, fue el primero a quien los rusos enviaron las fotos del robot con ruedas que tomó el telescopio Spectr-R. Su entorno admite que no pudo controlar las emociones: “Se puso rojo por la tensión y empezó a reír sin control. Luego fue enseñando las fotos a todos los miembros del departamento, que también se emocionaron hasta las lágrimas”, declara un compañero de Bolden.

La Agencia Espacial Rusa agradece que el descubrimiento “no haya provocado recelos ni rivalidades” y está dispuesta a compartir con la NASA toda la información sobre el robot marciano. “Cuando nuestros compañeros rusos dicen que el robot parece diseñado por una mente más inteligente que la suya, creo que dan en el clavo”, explica Charles Bolden, que propone bautizar el aparato extraterrestre con el nombre de “любопытство”, que significa “Curiosidad” en ruso, porque “la constancia y la curiosidad de nuestros compañeros rusos han sido la clave de este hallazgo revolucionario”.