Esta mañana, el rey don Juan Carlos ha visitado de nuevo el hospital USP San José para someterse a una revisión rutinaria tras el implante de una prótesis en su cadera derecha. Al terminar la inspección, el monarca ha manifestado su deseo de dirigirse nuevamente a los españoles desde las instalaciones hospitalarias. Lo ha hecho en un vídeo de factura muy similar al que se grabó el pasado 18 de abril para pedir perdón tras el polémico viaje a Botsuana.

“Han pasado ya unos días”, manifiesta el rey, “y creo que hemos tenido tiempo suficiente para pensar. Me gustaría saber si cuento con el perdón de la ciudadanía y si podemos dar el tema por zanjado. Necesito una respuesta, sea cual sea, para seguir adelante”. Tras esta petición, el rey permanece unos segundos en silencio mirando fijamente a cámara. Luego baja la cabeza y, con la voz temblorosa, añade: “Pedí perdón. No sé qué más puedo hacer”.

Las reacciones al vídeo no se han hecho esperar. El diario La Razón abría en su página web con el titular “Ya está bien”, recriminando a los españoles que no se haya dado una respuesta clara y conjunta al perdón del rey, añadiendo que “esta vez hemos sido nosotros los que no hemos estado a la altura de las circunstancias”. La mayor parte de los periodistas que han visto el documento coincide en señalar que “produce mucha ternura y tristeza” y que al monarca se le ve afectado y sobre todo desconcertado por el gélido silencio de los españoles. “Soy republicano y me siento como la mierda”, confesaba Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida.

Crean la plataforma “Quiero abrazar al rey”

“Es necesario que pidamos perdón al rey por no haber contestado”, explica la psicóloga Sonia Malufa, para quien “el perdón y la reconciliación son procesos fundamentales para la sana convivencia entre las personas. El monarca dio el primer paso y nosotros le hemos dado la espalda”. Malufa y un numeroso grupo de simpatizantes han creado la plataforma “Quiero abrazar al rey”, cuyo objetivo es trasladar a la Casa Real el deseo de “expresar físicamente el afecto que sentimos por Su Majestad y lo mucho que nos ha conmovido su mensaje”. Malufa cree que “el contacto físico es básico para canalizar las emociones que el rey y los ciudadanos sentimos en estos momentos”. La iniciativa, difundida a través de Facebook y Twitter, cuenta también con el apoyo del grupo “Abrazos gratis”, que considera positivo abrazar al rey “o a quien haga falta” porque “la cuestión es darse abrazos y muchos, muchos mimos”.

Fuentes de la Casa Real aseguran que el rey “está dispuesto a abrazar uno a uno a todos los españoles que acepten sus disculpas” pero advierten de que la propuesta es “compleja de llevar a cabo por motivos logísticos y de seguridad”. Los asesores del monarca creen que “la mejor solución es que los españoles respondan también con mensajes grabados en vídeo y los suban a YouTube con el título ‘Respuesta a Don Juan Carlos'”.