Los recortes al Fondo Nacional de Cinematografía detallados en los Presupuestos Generales del Estado empiezan a cobrarse sus primeras víctimas. El director español José Luis Garci ha anunciado esta mañana que no podrá rodar la cuarta entrega de la saga “El padrino”. La noticia ha sentado como un jarro de agua fría tanto en el ámbito del cine español como en la prensa internacional, que ha pedido a Paramount Pictures que haga lo posible para salvar el proyecto.

Garci había llegado a un acuerdo con Francis Ford Coppola, director de las entregas anteriores de la mítica saga, para afrontar “una cuarta mirada al mundo de la mafia centrándonos esta vez en las actividades de la familia Corleone durante la Guerra Civil Española”. La idea se remonta a 1997, cuando Fernando Fernán Gómez iba a encarnar al nuevo Vito Corleone. “Don Vito pasó a ser Don Rodrigo y la película se convirtió en ‘El abuelo’, que también está muy bien, pero es más de autor”, explica Garci.

Según fuentes cercanas a Francis Ford Coppola, el cineasta americano está muy contrariado y ha decidido enviar una carta al Gobierno español para expresar su profundo malestar. “Me falta la energía de Garci para reemprender una cuarta entrega de ‘El padrino’. Nuestros universos son muy afines y estoy convencido de que su película será la sublimación de mis obras anteriores”, aseguró cuando el proyecto aún estaba en pie. También Fernando Guillén, el veterano actor que finalmente iba a sustituir a Fernán Gómez en el papel de Vito Corleone, ha lamentado que la película no vaya a hacerse “por un tema tan accesorio y frívolo como el dinero”. La familia Guillén Cuervo al completo iba a tener un gran protagonismo en la película, “con una Cayetana ingenua y jovial que a sus trece años se inicia en el mundo de la violencia”.

Garci no descarta rehacer el guión de la película y eliminar las escenas más costosas “como la explosión de la coctelería ‘Chicote’ de Madrid o la escena de la cabeza de un toro de lidia que aparece en la cama de Pepa y Avelino, provocando una situación cómica que ayudaba a compensar la tensión dramática”.

Willy Toledo provoca destrozos en varias películas españolas

El actor Willy Toledo abandera en estos momentos la lucha más activa contra los recortes gubernamentales en materia cinematográfica. La Policía Nacional lo ha detenido esta mañana “por provocar destrozos importantes en numerosas películas de nuestra cinematografía, algunas de grandes directores como Mario Camus o Vicente Aranda”. El actor amenaza ahora con destrozar también series de televisión si el Gobierno no rectifica su estrategia.