Verbatim ha hecho hoy en Los Ángeles la presentación mundial de su último disco, “CD-RW 12x”, generando un gran revuelo mediático y congregando a miles de fans -también llamados “verbateens”- que aguardaban para obtener su ejemplar autografiado con rotulador permanente. En la brecha desde 1969, Verbatim ha condensado en este último disco toda la experiencia acumulada a lo largo de tantos años, obteniendo como resultado “algo muy personal y al mismo tiempo fiel a nuestro estilo característico”. 

Todos los miembros de Verbatim coinciden en que “CD-RW 12x” tiene “mucha más marcha” que los trabajos anteriores, en concreto una velocidad de 16200 Kilobytes por segundo “que hará temblar todos los dispositivos”. Su disco, que se ha puesto ya a la venta, tiene una preciosa superficie en color plata mate y viene en un pack de lujo que incluye el tradicional libreto con todas las especificaciones.

La nota de prensa facilitada a los medios remarca que “detrás del éxito de los discos CD-RW de Verbatim se encuentra un revolucionario material de grabación óptica con cambio de fase, el SERL (Super Eutectic Recording Layer). Este material de alta tecnología garantiza una transición suave entre las fases de grabación y borrado, además de presentar estabilidad térmica en la capa de grabación”. Pese a lo complejo de su elaboración, es un disco “apto para un público muy amplio: gustará a los jóvenes, a sus madres, a los ejecutivos… el arte es universal, o así lo entendemos nosotros”.

Como suele ocurrir con todos los discos de Verbatim, es probable que el “CD-RW 12x” se cuele con fuerza en el top manta. “No nos inquieta la piratería”, declaran desde Verbatim con una sonrisa.

Espectacular recital en directo

Los periodistas asistentes a la presentación del disco han podido disfrutar de una demostración en directo de todo su potencial. Conectando una grabadora externa a un ordenador portátil, se han grabado y regrabado varios documentos y archivos de vídeo en cuestión de segundos, levantando una sonora ovación. “Están en plena forma. Frescos, dinámicos, explosivos”, declaraba uno de los espectadores. La emoción ha provocado incluso el desmayo de un joven que ha tenido que ser asistido por los servicios médicos.