Según informa la agencia Reuters, en la tarde de ayer el periodista de prensa escrita Fermín J.M. habría sufrido heridas en manos y ojos al explotarle una noticia en toda la cara. A estas horas aún se desconoce el alcance de dichas heridas así como el contenido de la noticia que estaba manipulando.

La redacción de El Mundo Today ha intentado averiguar para quién trabajaba este periodista, pero tanto la prensa de tirada nacional como la de Internet niegan su implicación en el asunto. “En nuestro periódico manipulamos las noticias siguiendo todos los protocolos de seguridad: lo hacemos en los espacios especialmente acondicionados para ello, con todas las medidas de higiene que recomienda la Asociación de la Prensa”, afirma uno de los responsables de El Mundo que prefiere permanecer en el anonimato. Concluye con un contundente: “A nosotros no nos ha explotado ni nos explotará en las narices un escándalo así”, mientras desliza una duda: “¿Realmente era un periodista?”.

Según un informe que estaría en poder de El Mundo, pero al que no hemos tenido acceso, Rubalcaba habría contratado a un grupo de estudiantes de periodismo con el objetivo de lanzar noticias falsas. Por su parte, desde El País aseguran que nunca han manipulado una noticia pero que “si lo hiciéramos, no se enteraría nadie: no somos tan chapuceros”, una respuesta muy similar a la que hemos obtenido de ABC. Tan solo Libertad Digital ha puesto la nota discordante y Federico Jiménez Losantos ha acusado directamente “a la ETA”, en connivencia con Al-Qaeda y el PSOE, de poner noticias trampa para acabar con la prensa libre y destruir la unidad de España.

La presidenta de la Asociación de la Prensa, Carmen D.R., ha querido mostrarse cautelosa hasta que no se aclare totalmente la noticia, aunque no ha podido evitar hacerse eco de ciertos rumores que circulan por la red: “El deterioro de nuestra profesión está llevando a este tipo de situaciones, en las que jóvenes periodistas se ven obligados a manipular noticias sin la formación adecuada y por dos duros”. Dichos rumores aseguran que el periodista herido es “un freelance desesperado que probablemente no se pueda pagar ni la cuota de autónomos”.