Tras su derrota en semifinales de la Champions League a manos del Fútbol Club Barcelona, el Real Madrid anunciaba anoche a través de su director general, Jorge Valdano, el fichaje del árbitro navarro Alberto Undiano Mallenco para las próximas cinco temporadas. “Los resultados de las últimas semanas nos han hecho llegar a la conclusión de que necesitamos reforzar el equipo”, aseguraba Valdano. “Tenemos jugadores solventes en todas las posiciones excepto en ésa, que es una de las más determinantes”. Undiano Mallenco confirmaba horas después la noticia en una intervención telefónica en el programa deportivo “El mirador”, de Punto Radio, en la que declaraba sentirse “feliz”. “Es un paso importantísimo en mi trayectoria”, manifestaba. “Cuando empecé mi carrera en el campeonato alevín de Pamplona nunca habría soñado con pitar a favor de un club tan grande como el Real Madrid”.

Undiano afirmaba asimismo que el motivo fundamental que le ha llevado a tomar esta decisión es que desea “ganar títulos”. “Mi éxito personal será el éxito del club y viceversa”, señalaba. “Aunque eso no significa que no sueñe con hacer algún día un ‘hat trick’” (pitar tres penalties a favor de un equipo).

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, valoraba el esfuerzo que había hecho el club merengue a la hora de contratar a “uno de los árbitros más determinantes de Europa”. “Un delantero, si tiene un buen día, puede resolver un partido”, explicaba el portugués, “pero un árbitro puede resolver un campeonato”.

Tras conocer la noticia, los jugadores del Real Madrid se mostraban complacidos con la adquisición del colegiado navarro y destacaban algunas de las características de su nuevo compañero. “Es capaz de romper el fuera de juego como nadie”, señalaba Sergio Ramos. “Le he visto hacerlo con delanteros que estaban tres metros por delante de la defensa”. Xabi Alonso, por su parte, destacaba que “es peligrosísimo dentro del área”.

La presentación de Undiano Mallenco se realizará mañana a las 11,30 horas en el Santiago Bernabéu, una vez supere el pertinente reconocimiento médico. Tanto el club merengue como el propio Undiano han sido reacios a desvelar las cifras de su contrato pero, según fuentes cercanas a su representante, el colegiado podría llegar a cobrar 15 millones de euros anuales, lo que le convertiría en el árbitro mejor pagado de Primera División.