Tras la estela de grandes corporaciones internacionales como Google o Facebook, Mercadona intentará abrirse hueco en el mercado de la telefonía con HTC y el “Hacendado Phone”. En pequeño terminal, que funciona con el sistema Android, fue presentado ayer en una rueda de prensa celebrada en el Mobile World Congress de Barcelona. “El teléfono contará con todas esas cosas que tienen los móviles de hoy en día, pero con una estética muy Mercadona, muy ‘bajonera’, muy soviética y muy de que sólo por llevar el móvil ya parece que estés ahorrando”, comentó Juan Roig, presidente de la corporación.

Durante la presentación, el equipo de Mercadona ha mostrado varias de las nuevas funciones y características del móvil, entre las que se encuentran un sonitono con el famoso jingle de la empresa -“Mercadooona, mercadooona”- y una extensa galería de productos Hacendado que se podrán comprar tanto mediante PayPal como usando el mismo Android Market. “Y que se instalarán como aplicaciones en el mismo móvil. Ciertamente no son productos que se puedan comer, pero por eso mismo también son más baratos. Ya digo, para ahorrar, por aquello de la filosofía S.P.B.”, comentó Roig en su habitual tono desenfadado y haciendo referencia al eslogan “Siempre Precios Bajos”.

Sin duda, la aplicación estrella del teléfono es la cajera virtual. “La hemos bautizado Jessica, en honor a una cajera de nuestro centro de la Avenida de la Fama de Murcia que se le parece mucho. Hemos gastado un montón de píxeles en maquillaje para que el usuario sienta que está realmente ante una cajera de las nuestras”, explicó Roig, que no confirmó si los terminales dispondrían de GPS para ayudar a conducir los carritos por el establecimiento.

Los teléfonos contarán con un tutorial para aprender a abrir bolsas de súper y un pequeño sistema de geolocalización para alertar sobre los ancianos que colapsen las cajas con el fin de que el resto de clientes puedan evitarlos: “Nos referimos tanto a los viejos que pagan con monedas de las marrones como a los que usan la barra de ‘nuevo cliente’ como arma defensiva, que no son pocos”.

No es la primera vez que la empresa valenciana apuesta por las nuevas tecnologías: hace dos años intentó entrar en el mundo de los videouegos con el “GTA Mercadona”. “No logró demasiado éxito porque lo regalábamos al comprar dos paquetes de Tampax, y parece que los videojuegos violentos y la higiene íntima femenina no responden al mismo segmento de mercado”, explicó el presidente de la compañía.