Cuando Josefina Bagras contrajo matrimonio con su esposo, poco podía sospechar que éste padecía un trastorno. “Al principio era amable y formal, se podía hablar con él. Con los años fue cambiando y hoy la convivencia es difícil. Hay que esforzarse mucho” reconoce Josefina al tiempo que Juanjo, su marido, quema la hoja de un geranio con un mechero. La mujer le llama la atención y, con los ojos llorosos, se disculpa por él: “Lo siento. Es muy imbécil”.

A la entrevistada le costó aceptar que nos viéramos en un local público. En su propio domicilio tampoco estaba dispuesta a quedar “porque allí Juanjo juega en casa y se crece”. Y salir sin su marido, imposible: “La última vez que le dejé solo fue porque tenía que hacerme unos análisis. Cuando volví, había una pancarta en el salón que decía ‘¡Bienvenida!’, en plan fiesta sorpresa, y me lo encontré rodeado de gatos callejeros que jugaban con confeti. Había como quince, no sé de dónde los sacó”, explica mientras Juanjo me susurra al oído lo que ella acaba de decir: “Había como quince…”.

Cuando llega el camarero, Josefina y yo pedimos una ensalada de la casa y el filete especial. Juanjo saca un mapa de España del bolsillo y, señalando Aragón, dice: “Yo quiero esto de aquí”. Ante la mirada atónita del camarero, Josefina se ve obligada a repetir que lo siente mucho y que su marido es imbécil. Lo dice acariciando a Juanjo, que ronronea, y pide que le traigan un estofado a su esposo. “Pero que no me vacile mucho, ¿eh?”, solicita el camarero. “Ya paro, ya paro, mil disculpas”, dice Juanjo.

Josefina me comenta que está harta de pedir perdón y cree que si Juanjo fuese cojo o autista la gente lo aceptaría más fácilmente. Ahora, asegura, se utiliza a los imbéciles para aumentar la audiencia de los programas de televisión, alentando un trastorno que convierte a las buenas personas en seres indeseables. “Falta concienciación social y faltan medios. Yo sola no puedo con él”, se lamenta. Juanjo se ha levantado e imita a una azafata de vuelo dando instrucciones de seguridad. El camarero le reprende y él, desafiante, le pregunta cuántas clases de la universidad hay que saltarse para acabar trabajando en un bar. Cuando su adversario se dispone a darle una buena bofetada, Juanjo utiliza a un niño como escudo. La entrevistada pide comprensión y dice que se encargará de controlar mejor al imbécil. Promete también una propina generosa. “Mil disculpas, no volverá a repetirse” apunta, de nuevo, Juanjo.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año caen en la imbecilidad unas doce mil personas en España. “Y esos son los que están diagnosticados, porque hay otros muchos que, por ser creativos publicitarios, directores de marketing o gente de la televisión, son jaleados por su entorno y nunca llegan a integrarse en la sociedad” afirma la entrevistada, que ignora lo que puede provocar esa disfunción psicológica. “Cuando trabajaba en el taller mecánico no tenía tiempo para tonterías. Se volvió imbécil justo cuando le asignaron un despacho” sostiene Josefina mientras forcejea con su esposo para que éste no le quite el teléfono móvil. “Quiere llamar a la SGAE para enviar a un inspector”, me aclara la mujer. “Siempre lo hace cuando está en un local con música y lo peor es que siempre le siguen el juego, y eso que ya le conocen. Lo único que pido es que la gente se tome en serio ese problema”.

Restaurante Hermanos Morillas.

- Dos ensaladas de la casa.
- Dos filetes especiales.
- Estofado casero.
- Dos cafés.

Total: 25 €.

35 Comentarios de ““Mi marido es imbécil y necesita asistencia””

  1. pichi dice:

    LO DE LA MOCHILA LLENA DE PIEDRAS ES DE TRACA…

    creo que este es casi insuperable, enorme!!!

  2. Casimiro dice:

    ¿Ahora también os metéis con los creativos publicitarios? No tenéis corazón, malvados!

  3. REDENTOR dice:

    Pero este tio no es imbécil… Es un JUGÓN!!!

  4. mipene dice:

    “Quiere llamar a la SGAE para enviar a un inspector”, me aclara la mujer. “Siempre lo hace cuando está en un local con música y lo peor es que siempre le siguen el juego, y eso que ya le conocen.

    estos de la SGAE son unos hijos de puta……

  5. Marja dice:

    Grandísimo, este es de lo mejorcito.

    “Había como quince…” jajaajajXD

  6. yo de mayor quiero ser como Juanjo.
    o mejor aún, como su mujer.
    o mejor incluso, como los quince gatos callejeros, con una especie de mente colmena.

    y también quiero Aragón, claro…

    -ahora en serio, este os ha quedao fetén-

  7. tremendo dice:

    JAJAJAJA buenísima. ¿pero de dónde sacias las fotos? jaja

  8. buenisimo dice:

    Esta noticia es buenisima.
    Lo mejor es la cara de felicidad que tiene el muchacho … me da igual ser imbecil, yo sólo quiero ser igual de feliz …

  9. javi dice:

    chicos, os acabo de descubrir por Libertad Digital… sois geniales. y este del imbecil, superior. Me alegro de conoceros!

  10. ZeeKee dice:

    Hola! Donde esta el restaurante ese? :-P

    Sois la caña, alegráis las mañanas de mucha gente, seguid así.

  11. felicidad dice:

    si, la imbelicidad suele ser un sintoma masculino

  12. lorena dice:

    a mi me da mucha pena ella… jejeje es víctima de la imbecilidad!!!! qué imbécil también!!!!

  13. q pasada... dice:

    “Juanjo saca un mapa de España del bolsillo y, señalando Aragón, dice: “Yo quiero esto de aquí”. Ante la mirada atónita del camarero, Josefina se ve obligada a repetir que lo siente mucho y que su marido es imbécil. Lo dice acariciando a Juanjo, que ronronea” jajajajjaajaja, colosal….xD

  14. ayayayayayayayay dice:

    Soy Teddy Bautista, habéis perdido un lector.

  15. bsq dice:

    A mí también me encanta Aragón, pero es difícil encontrar un sitio donde lo preparen bien

  16. Paco dice:

    Gracias Xavi. Partirme el culo de risa me sienta bien, sobre todo cuando voy a ver a Mr. Roca.

  17. ABUSONAS!!! dice:

    Y NO OS HABÉIS FIJADO?
    AL POBRE IMBÉCIL NO LE DAN CAFÉ, CASTIGADO!!!
    NO ENTIENDO COMO OS PODEIS REIR DE ESTOS CASOS TAN PENOSOS.
    Y LA SGAE HACE UNA GRAN LABOR.
    POBRES AUTORES (ANA BELEN, VICTOR MANUEL…)

    JAJAJAJAJAA

  18. Ivan dice:

    “cuántas clases de la universidad hay que saltarse para acabar trabajando en un bar.” genial

  19. SAN ATORIO DE PADUA dice:

    os voy a denunciar a la SGAE,habeis plagiado un articulo mio, Tit,mi exmujer no es imbecil.tengo de testigo a un ingles muy simpatico que vive en la Diagonal

  20. Juanjo dice:

    Por alusiones. Me hace una gran alusión que hayais tenido en cuenta mi caso para forraros a costa de mis debilidades, peazo de imbéciles.
    Mi mujer es una zorra. Mi mujer es una zorra. Mi mujer es una zorra. Podria seguir pero se me acaba la tinta del Pc.

  21. Pobre Juanjo. En breve lo veo de político recalificando terrenos…

  22. Rubio dice:

    “…hay otros muchos que, por ser creativos publicitarios, directores de marketing o gente de la televisión, son jaleados por su entorno y nunca llegan a integrarse en la sociedad”.
    Bruta, bru-tal.

  23. Sipe dice:

    …. Su mujer tampoco sabe mucho de lo que le pasa a su marido… Porque llamar a alguien imbecil es feo, y mas si es tu marido…
    Cada cosa habria que llamarla por su nombre y parece tener trastornos de la personalidad y para eso hay medicacion y si no puedes con el es por qeu no pones medidas, hay miles de ayudas, hay centros de dia y centros de residenciales.
    ¡Antes de llamar a nadie imbecil hay que investigar e ir al medico!

  24. Aurora dice:

    jajaj buenísimo, al final los tontos son los que más disfrutan de la vida…viva la gente sencilla!

  25. pablo dice:

    Nose quien busca o hace las fotos, pero son jooodidamente buenas jajaja

  26. Alfaqueque dice:

    Os habéis quedado muy cortos: “Según la Organización Mundial de la Salud, cada año caen en la imbecilidad unas doce mil personas en España”, echa unos cuantos miles más…
    Sí lo sabré yo, que caí ayer mismo.

  27. Pepe dice:

    La cantidad de intelegencia en el universo no aumenta ni disminuye no asi la humanidad que ya alcanza los sietemil millones de individuos,no es de extrañar que cada día sea mas facil encontrar tontos del culo.
    Los hay que se levantan a las seis de la mañana para trabajar diez o mas horas por chocientos euros, y sin embargo a la hora de votar lo hacen por el mismo partido que Amalio Botines el banquero.
    ¿Que se merece una paliza? seguramente si, pero 24 horas repartiendo palos no alcanzan para todos.

  28. Yomismo dice:

    Aunque me ha hecho gracia, debo apuntar que imbecil era una forma academica de decir discapacitado mental antiguamente, hasta que se convirtio en insulto. Al igual que subnormal, idiota y otras.

  29. TitoR4 dice:

    Pues a mi el menú me parece un poco caro…

  30. Debuenatinta dice:

    Se os ha olvidado decir que Juanjo trabaja en la sgae, alli esta la cosa mas dificil porque entre iguales no se pueden ayudar, alguien tendria que recolectar dinero para el diagnostico y tratamiento de todos los imbeciles que trabajan alli

  31. Que baje Juanjo a jugar dice:

    Y a mi que la cara de estos dos me suena de algo…

  32. casimiro dice:

    sólo un imbécil podría seguir con una mujer tan imbécil como para seguir con tal imbécil.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Twitter Trackbacks for El Mundo Today»Archivo del blog » “Mi marido es imbécil y necesita asistencia” [elmundotoday.com] on Topsy.com - [...] El Mundo Today»Archivo del blog » “Mi marido es imbécil y necesita asistencia” www.elmundotoday.com/2010/03/mi-marido-es-imbecil-y-necesita-asistencia – view page – …

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

OTRAS NOTICIAS

Antena 3 compra los derechos de la Segunda Venida de Cristo

HA PAGADO 150 MILLONES DE EUROS AL VATICANO PARA EMITIR EL EVENTO EN EXCLUSIVA >>

Bayer estudia retirar la Aspirina esnifable

Una encuesta muestra que el producto daña su imagen de marca >>