La portavoz del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, ha presentado esta mañana en una rueda de prensa los resultados de un sondeo que arroja “nuevos datos sobre la realidad del paro, los cuales desmienten definitivamente los análisis más catastrofistas”, en palabras de la vicepresidenta primera. A raíz de esta encuesta -que el Gobierno encargó hace unas semanas a la empresa Gómez Pardiñas SL, especializada en estudios sobre la opinión pública-, se ha descubierto que las largas colas frente a las oficinas del INEM están compuestas en su mayoría por mirones que pasan las horas charlando con los parados y comentando lo mal que está todo.

“Hay quien encuentra placer en comprobar que otros están peor que uno mismo. Consolando a los demás nos distanciamos de su dolor” explica Fernández de la Vega para justificar la presencia de tantos curiosos en las colas del paro. “Sea como fuere, los parados reales no abultan tanto como parece”, insiste.

El sondeo se ha basado en encuestas a pie de calle. “A todos los encuestados se les preguntó si estaban en la cola del paro por placer. Un 82% respondió ‘Sí, claro, no te jode’ y el resto, una minoría, optó por afirmar cosas como ‘Déjame en paz’ o ‘¿Tienes algo de suelto?'” afirma el sociólogo Armando Gómez Pardiñas, responsable del estudio. Según el experto, “cuatro millones de parados no son tantos si los comparamos con los años que tiene el planeta Tierra, por ejemplo. De hecho, casi toca a año por parado y, por lo tanto, de algún modo cada día es el aniversario de uno a nivel astronómico, ¿no? Bueno, me estoy liando, pero el caso es que no es tanta gente”.

El Gobierno ha encargado también a Gómez Pardiñas SL una investigación destinada a confirmar que España es el país con más españoles de la Unión Europea. “De ratificarse esta sospecha, nuestro país estaría a la cabeza de Europa en este sentido, por encima de otras naciones como Alemania, Francia o Italia”, sostiene De la Vega.