Tras años de investigación, Ruth Milka y Jeremy Python han reunido suficientes datos como para convencer al resto de estudiosos del siglo XIII que es preferible centrarse en cualquier otra etapa de la Historia. En el libro “El siglo XIII era una mierda” (“XIII Century, what a piece of shit”), Milka y Python aseguran que “desde siempre se ha sabido que la Edad Media fue una época en la que era difícil vivir con dignidad, pero también se pensaba que debían de existir alicientes como el derecho de pernada, las batallas y comer carne con las manos. Sin embargo, los hechos son incontestables y muestran que estos privilegios no eran tales y que todo era bastante penoso en general. Penoso y sucio y medieval. La misma palabra lo dice”.

La contundencia de las afirmaciones que se recogen en el libro de estos historiadores ha molestado a la mayoría de los académicos que centran sus investigaciones en el siglo XIII, pues muchos temen que ahora las universidades cierren cátedras y dejen de conceder becas para estudiar ese período. Otros historiadores, sin embargo, se han sentido aliviados. “Pensaba que era cosa mía y ver que al fin lo han demostrado me tranquiliza” ha afirmado un catedrático de Historia que siempre había pensado que estaba malgastando su vida explicando la Edad Media en la Universidad.

Milka y Python, en absoluta coherencia con su obra, no volverán a invertir esfuerzos en estudiar el siglo XIII. “Sólo con pensarlo me dan arcadas”, confiesa Ruth Milka por teléfono. Por ahora, prefieren centrarse en averiguar si la época en la que estamos viviendo actualmente es algo que merezca la pena. “Creemos que acabaremos la investigación muy pronto y que enseguida tendremos una respuesta definitiva. Ya adelanto que no habrá sorpresas para nadie pero aún tenemos que contrastar datos”, confiesa Jeremy Python.