El carismático artista y líder de opinión conocido como Ramoncín está decidido a velar por la integridad de su imagen pública aunque sea necesario recurrir a los tribunales. La semana pasada se enfrentó a la revista humorística El Jueves, que tuvo que cerrar durante unas horas su canal en Youtube dejando a los españoles sin motivos para reír. Esta mañana el cantante ha revelado su nuevo objetivo: se trata de su propia madre, que al parecer guarda una fotografía del artista en la cartera y de vez en cuando la enseña a amigos y conocidos.

“Mi cliente le ha pedido a la demandada en incontables ocasiones que se abstenga de mostrar ese retrato a extraños y ha hecho caso omiso. Lo mismo pasó en los años ochenta, cuando ella se empeñó en regalar a los pobres piezas de ropa que pertenecían a mi cliente. Él ha tenido mucha paciencia, pero esos ataques contra la propiedad privada y el honor deben ser combatidos con la fuerza de la ley” ha declarado Josep Coll, abogado del cantante.

La madre del artista se escuda en el valor sentimental del documento y recuerda a su hijo que ella no le denunció cuando decidió operarse la nariz “aunque la habíamos hecho su padre y yo”. El abogado de Ramoncín ha querido puntualizar que “mi cliente no llegó a ser denunciado porque la propia demandante vio que no tenía argumentos al ser la nueva nariz una obra totalmente distinta y que no podía considerarse una mera transformación de la pieza original”.

La demandada asegura que “todas las multas que tenga que pagar las restaré de lo que le dejo a él en herencia, así que ya me puede ir denunciando si quiere”.