Andrés Cifuentes, ciudadano de Almendralejo, fue detenido el pasado lunes por estafa y falsificación después de confesar a su esposa que no era guapo. Margarita, su mujer, puso una denuncia y reclamó para sí la custodia de sus hijos. Declaró también que Andrés se había hecho pasar por guapo “con el único fin de gustarme”. La mujer ya llevaba un tiempo sospechando que había algo detrás de aquellos ojos verdes de largas pestañas y de esa simetría en sus facciones, pero no dijo nada “por el bien de nuestros hijos”.

Andrés, natural de Zafra, era considerado uno de los hombres más guapos de Extremadura, aunque reconoce que se pasó: “una cosa es fingir ser guapo unos días, pero siete años… sí, creo que abusé de su confianza”, confiesa. “En Zafra era un tio normal, pero decidí ser guapo para atraer a las mujeres”. Los hijos de la pareja son preciosos, por lo que se les han hecho varias pruebas de autenticidad, el resultado de las cuales se conocerá en unas semanas. Mientras tanto, pasarán a disposición del juez, que será quien decida con quién deberán vivir los pequeños.

La noticia, que ha causado un gran impacto en Almendralejo, ha conmocionado a las vecinas y amigas de la pareja, que no entienden cómo pudieron ver guapo a Andrés sin serlo. “Nos engañó a todas”, exclama Mariví, “parecía guapo de verdad, yo misma tuve fantasías con él a menudo”. Mercedes también reconoce haberlo deseado: “Soñaba con acariciarle los testículos a la luz de la luna”.

La doble vida de Andrés en Almendralejo también sorprende a sus amigos de Zafra. “Cuando venía a casa, con su gente, se comportaba como el Andrés de siempre”, cuenta su amigo José María. “Ni siquiera sabíamos que tenía familia”, añade Fernando, “nos dijo que había ido a trabajar de albañil”.

En Almendralejo las cosas serán diferentes a partir de ahora. “Muchas mujeres se han ido a Zafra pensando que allí hay guapos” comenta Ángeles, asesora de TapperSex, quien también ha decidido irse. “Ya nadie quiere bolas chinas ni estimuladores anales en Almendralejo, el futuro está en Zafra”.