- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Así es Marta Ortega, la ejecutiva de Inditex que empezó cosiendo en Bangladesh

Marta Ortega ha copado los medios de comunicación esta semana por el revuelo causado tras la entrevista que concedió a The Wall Street Journal. Hasta ahora, la discreción rodeaba a esta empresaria de 37 años que parece ser la mejor arma de Inditex para suceder a Amancio Ortega. Se sabe muy poco de ella, muchos ignoran incluso su nombre real. Ofrecemos algunos datos clave sobre su trepidante biografía.

  • Su nombre real es Sadia Khatun. Nació hace 37 años en Dacca, la capital de Bangladesh, en una casa muy humilde hecha de tablones a escasos metros del río Buriganga.
  • A los 10 años se incorporó como costurera en un taller del edificio Plaza Rana Savar. Empezó cobrando 15 euros al mes.
  • Su jefe en el taller, el señor Sharmin, supo apreciar la dedicación de la joven Sadia. Le amplió la jornada a las 17 horas diarias y le subió el sueldo a los 28 euros al mes.
  • Trabajó para varias multinacionales cosiendo camisas y pantalones, pero finalmente se especializó en Inditex. Sadia, pese a no tener conocimientos especializados sobre moda, se enamoró enseguida de los patrones de la empresa española.
  • Cuando cumplió 15 años, Sharmin la nombró jefa del área de Inditex. Ella misma llegó a asumir tareas de logística, demostrando su habilidad no solo como costurera sino también gestionando equipos.
  • En abril de 2013, el edificio en el que trabajaba Sadia se derrumbó. 62 personas fueron rescatadas con vida de entre los escombros, incluyéndola a ella. El bueno de Sharmin no tuvo tanta suerte.
  • Al enterarse de la tragedia, que paralizó completamente la actividad del taller de Inditex y de otros cuatro más, Amancio Ortega se interesó por los supervivientes, especialmente por aquellos que aún podían coser. El primo de Sharmin, que se libró de la desgracia porque el día del derrumbe se encontraba en otro taller, rescató las notas del jefe de Sadia. En ellas, le llamó la atención cómo describía a la empleada: «Dedos de seda, ligeros pero fuertes, carácter decidido… madera de líder». Esas palabras llegaron a Amancio Ortega, que quiso hablar con ella por teléfono.
  • Tras una conversación de escasos cuatro minutos, se decidió que Sadia viajaría a China para encargarse de supervisar nada menos que seis talleres de Inditex. La breve charla con Ortega marcó a Sadia, que empezó a soñar con Galicia.
  • En 2018, Amancio y Sadia se conocen en una visita del empresario a China. Seis meses más tarde, la joven, que ya había decidido cambiarse el nombre por Marta Ortega, se incorporó a la fábrica de Arteixo, en España. También empezó a llamar «padre» a Amancio Ortega, aunque pasaron meses antes de que ambos coincidieran de nuevo.
  • En 2019, después de una terrible discusión con su hija Sandra, Amancio Ortega decide empezar a llamar «mi hija» a Sadia, o mejor dicho a Marta, y decide que será ella su heredera en el negocio.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones