- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Tim Cook se da cuenta en plena «keynote» de que ha olvidado ponerle 5G al nuevo iPhone

Todo iba bien hasta que la cara del máximo responsable de Apple, Tim Cook, ha cambiado por completo en plena presentación del nuevo iPhone esta tarde en California. A los veinte minutos de haber empezado, Cook se ha quedado mirando la gran pantalla donde lucía el flamante modelo 11 Pro, ha interrumpido su discurso y ha susurrado «No puede ser…». En ese mismo instante, se percataba de que la compañía había olvidado adaptar su teléfono a la nueva tecnología 5G. «No me lo puedo creer, es que no me lo puedo creer», se decía a sí mismo, avergonzado.

Para poner fin a los murmullos y tranquilizar a los presentes -algunos empezaban a creer que Cook estaba sufriendo un infarto-, el presidente de Apple ha reconocido, con la cabeza gacha, que «con tantas nuevas prestaciones y tanto esfuerzo por crear el mejor iPhone hasta la fecha… se nos ha olvidado lo obvio: ponerle una antena compatible con la tecnología 5G». Justo después, el Steve Jobs Theatre se venía abajo.

La perplejidad de Tim Cook se ha tornado en rabia: «Tengo que estar en todo, ¿tíos? Quiero decir… ¿Nadie podía encargarse de esto? Es que me cago en mi vida, de verdad…», ha exclamado. Y minutos después, cuando parecía que nada podía empeorar, la cosa ha ido a peor: «¿Y la clavija para cargarlo? No está… es que tampoco está. Tíos, que hay gente que no usa la carga inalámbrica. Qué cojones se supone que van a hacer… no me creo esta mierda, tiene que ser una broma», lamentaba el directivo mientras sus compañeros observaban el nuevo iPhone igualmente incrédulos, negando con la cabeza. Algunos no han podido soportar la humillación y han abandonado discretamente el recinto.

«Tampoco tiene… ¿el micro es esto de aquí? Vale, o sea, micro tampoco le hemos puesto. Claro, para qué. ¡Para qué! ¡Hostia!», ha gritado Cook fuera de sí después de pedir que le trajeran «el puto móvil» para mirarlo de cerca. «¡Claro que era ligero! ¡Le faltan cosas!», certificaba. Su rostro estaba tan desencajado que ni siquiera el sistema de reconocimiento facial le ha permitido desbloquear el dispositivo. «Hay más cámaras en esta puta mierda que cerebros en toda la compañía», zanjaba Cook justo antes de hacerse una «Slow-Mo Selfie» sin querer y ver su propio rostro empapado en lágrimas.

Justo al finalizar la «keynote», Samsung ha reconocido que su imitación del iPhone está tan avanzada que tampoco habrá tiempo para incorporarle el 5G. Ambas compañías se han desplomado en la Bolsa.