“Ah, ¿pero es un pueblo? Joder, ni idea. Tampoco visité nunca Argentaria ni Banesto y curré allí años”. Con estas palabras expresaba un directivo del Banco de Sabadell su sorpresa al enterarse de que la entidad bancaria toma su nombre del quinto municipio de Cataluña, con una población de más de doscientos mil habitantes. El asunto, comentado a la salida de un consejo de administración la semana pasada, llevó a la totalidad de la directiva a reconocer que desconocía totalmente ese origen catalán.

“Oye, ¿tú en Sabadell has estado?”, le preguntaba un directivo del departamento de Banca Privada del Sabadell a un compañero con más de quince años en la empresa. “¿En dónde?”, respondía éste, según atestiguan varios empleados.

“Es verdad que lo de las dos eles al final de la palabra parece catalufo cien por cien, pero yo pensaba que era algo rollo Merrill Lynch, que hasta donde yo sé es americana. Aunque ahora ya me creo que sea de un pueblucho catalán, visto lo visto”, declaraba ayer José Nieto, Director general adjunto del departamento de Financiación Estructurada.

La cúpula del Banco de Sabadell ha intentado mantener en secreto la procedencia de la entidad para no perder la confianza de sus clientes. De hecho, la compañía se ha negado a comentar el tema con la prensa, insistiendo en que “no hay que hacer caso a los bulos que circulan por internet”.

“Jerry Sabadell fue un hombre de las finanzas inglés”, sentenciaba con rotundidad esta mañana el consejero delegado de la entidad, ajeno a las filtraciones internas que acreditan que el banco se llama “Banco de Sabadell” porque fue fundado en la localidad catalana de Sabadell en 1881.

“La sede de nuestra entidad se encuentra en Alicante, y que yo sepa Alicante no es Cataluña”, zanjaba el presidente Josep Oliu Creus con marcado acento británico y criticando a la prensa por “intoxicar con informaciones interesadas que pretenden hacer daño y desestabilizar”.