- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Ángeles González-Sinde, finalista del Premio Planeta con su «BOE 55 03/2011 Sec. I Pg. 25033 4117»

ES UNA DE LAS PIEZAS CLAVE DE NUESTRA CULTURA, SEGÚN EL JURADO

La escritora Clara Sánchez se erigió ayer como ganadora en la 62ª edición del Premio Planeta por su novela «El cielo ha vuelto», mientras que la exministra de Cultura Ángeles González-Sinde resultó finalista por su «BOE 55 ‘3/2011 Sec. I Pg. 25033 4117», al tratarse ésta, según el jurado, «de una pieza clave de la cultura española de las últimas décadas».

«Pocas obras han dibujado más fielmente el futuro de la sociedad y de la condición humana», declaró uno de los miembros del jurado tras la concesión del premio. Según éste, la obra de la exministra, conocida como «Ley de Economía Sostenible», es una «excelente muestra de la literatura administrativa más desgarradora».

En especial, el jurado destacó la brillantez de la prosa en el artículo 32, «Nacimiento del derecho a deducir», que arranca con la frase «El derecho a la deducción nace en el momento en que se devengan las cuotas deducibles», y también de los afilados párrafos finales, titulados «Anexo a la disposicion adicional sexta, datos para el cálculo de los costes de utilización de los vehículos de transporte por carretera durante su vida útil».

«Es admirable cómo, entre los artículos de la Modificación de la Ley 34/1998 del 7 de octubre del Sector de Hidrocarburos y los artículos dedicados a la Modificación de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, González-Sinde, con una facilidad pasmosa, es capaz de introducir por la puerta de atrás, y sin que el lector apenas sea consciente de ello, enormes y profundas reflexiones sobre el futuro cultural de nuestra sociedad», explicó otro de los miembros del jurado.

«Estoy un poco sobrecogida, no estoy acostumbrada a hablar sin papeles, para eso me dedico a la escritura», dijo la exministra González-Sinde a la prensa al recibir el premio. «Espero que la gente se ría y se conmueva, porque la ley que escribí en su momento y que recientemente presenté al Planeta tiene un poco de todo».