- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La emprende a bofetadas contra una pantalla táctil

"PARECÍA UN TIPO NORMAL", DECLARA UN TESTIGO

El hombre, Raúl Couceiro, ha sido arrestado y se espera que salga en libertad bajo fianza en las próximas horas. Emilio Botín, presidente del Banco Santander, cree que soltarle es una temeridad. «Una persona que ha actuado así una vez puede volver a hacerlo. En cualquier momento puede acercarse a una sucursal y volver a insultar a nuestros cajeros automáticos. Con él en las calles me siento totalmente inseguro», ha declarado.

Se desconoce el motivo por el cual Raúl Couceiro empezó a agredir al cajero. Los testigos afirman que el hombre no fue capaz de entender las instrucciones de la pantalla. «Él pulsaba una cosa y la pantalla le ofrecía otra distinta. Llevo meses usando ese cajero y nunca me ha dado problemas, pero él apoyaba una mano en la pantalla mientras operaba con la otra, y claro, las cosas no le salían», explica uno de los testigos. «El tipo se fue calentando, empezó a decir lo de ‘vamos a llevarnos bien’, luego lo de ‘tú a mí no me gustas y yo a ti tampoco’ y finalmente pulsó muy fuerte con el dedo hasta optar por los guantazos», añade el testimonio.

No es la primera vez que se produce un incidente parecido en un cajero automático. Hace tres meses, un anciano intentó descargarse una película de Internet utilizando un terminal de La Caixa en Barcelona. Después de ocupar durante siete horas el cajero, entró a reclamar en la sucursal de forma violenta. Fue imposible hacerle entender que los cajeros no son puntos de acceso a Internet y que, de serlo, la película «Los hombres que miraban fijamente a los avatares de la celda 211» tampoco estaría disponible dado que no existe.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.