- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Despiden al Gran Wyoming por fingir los sarcasmos

ES CAPAZ DE SIMULAR DIEZ SARCASMOS POR MINUTO

"Se ríe pero le importa tres pepinos", afirma el director de La Sexta.
Después de enfrentarse a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que le acusó de incitar la agresión sufrida por el periodista de Telemadrid Hermann Tertsch, el humorista Gran Wyoming vuelve a ser cuestionado. Esta vez, sin embargo, es su propia cadena la que pone en duda su profesionalidad asegurando que el presentador «finge sistemáticamente los sarcasmos». Según el director de La Sexta, Antonio García Ferreras, la actitud de Wyoming «es deshonesta, traiciona la confianza de los telespectadores y, por consiguiente, degrada la credibilidad del canal».

Ante las sospechas de que el humorista no sentía como propios los guiones que leía y se limitaba a fingir complicidad con el contenido de su discurso, el director de «El Intermedio», Miguel Sánchez Romero, modificó un guión del programa en un ensayo y comprobó que el presentador «leía con un tono ácido y sarcástico las instrucciones de una aspiradora, lo cual tiene mérito pero no es lo que se espera de él».

Al ver la grabación del ensayo en el que el humorista indicaba que «el cuerpo de la aspiradora puede limpiarse con un paño seco pero en ningún caso deberán utilizarse productos abrasivos, maldita sea», la cúpula de La Sexta decidió en bloque prescindir de los servicios de José Miguel Monzón -verdadero nombre del humorista- sin ofrecerle ninguna indemnización.

Frente a las acusaciones, Wyoming apela a su «consolidada trayectoria en el medio» para justificar su capacidad de interpretar cualquier guión en clave humorística «sin que ello tenga que ser considerado una estafa sino más bien una virtud». Algunos guionistas de su propio equipo, sin embargo, creen que «esa excusa sólo le vale a él» y comparan su situación «con la esposa que finge sus orgasmos en la cama y encima espera que el marido le dé las gracias por hacerlo tan bien».

El director de La Sexta considera que el despido se impone «porque la actitud de Wyoming hace que la gente desconfíe de los humoristas y no sepa cuándo se ríe porque el asunto realmente hace gracia y cuándo lo hace por el peso de la rutina». Esperanza Aguirre también ha metido baza en el asunto apuntando que «conviene apartar de la vida pública a una persona capaz de conseguir que la gente se ría del aborto sólo porque hace cosas raras con las cejas».

A partir de mañana, en lugar de «El Intermedio», la cadena emitirá «fútbol y mierdas así», en palabras de García Ferreras.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.