- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Unos vándalos manipulan el reloj biológico de Ana Botella

SE COMPORTABA COMO UNA NIÑA EN PLENO FRANQUISMO

La Policía ha desmantelado esta mañana en Madrid un laboratorio clandestino en el que seis expertos en cronobiología se dedicaban a experimentar con el reloj biológico de Ana Botella. Los científicos, que han pasado a disposición judicial, son los responsables de que la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid haya tenido estos últimos meses un comportamiento errático en la intimidad, según confirma su propio esposo, el ex presidente del Gobierno José María Aznar. «Se levantaba a las cuatro de la mañana para darse atracones de chocolate y luego me pedía hijos. Como últimamente estoy muy activo a nivel físico, pensaba que era yo mismo quien, sin querer, la provocaba. Pero esto no explicaba esa obsesión por saltar a la comba y hablar como si fuese una niña de seis años en pleno franquismo», explica Aznar.

Las alteraciones se debían al núcleo supraquiasmático de Botella, que estaba siendo manipulado por los científicos sin que hayan quedado claras sus motivaciones.

La familia de Ana Botella ha reconocido que, desde la desmantelación del laboratorio ilegal, la afectada se ha recuperado completamente. «Ahora se comporta como una mujer de cincuenta y cinco años en pleno franquismo», ha bromeado un conocido de los Aznar.

«Ha sido ETA».

Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del Partido Popular, ha exigido al Gobierno que inicie «una intensa investigación policial para descubrir quién estaba financiando el experimento y qué se pretendía con él». Otras fuentes del partido han llegado a acusar a la banda terrorista ETA argumentando que «el terror biológico es el futuro de este tipo de bandas, y más ahora que los etarras han recibido duros golpes policiales y no tienen estructura para seguir con grandes atentados».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones