Carlota M.
Tres gallegos miopes alarmaron ayer a numerosos vecinos de Orense al enfrascarse en una pelea en plena calle. “Primero pensé que querían destrozar el mobiliario urbano porque se confundían unos a otros con las farolas y los bancos del parque, pero como también daban patadas al aire y preguntaban por sus gafas continuamente me di cuenta de que no veían bien” explica un testigo de la reyerta. Carlota M., que también se encontraba en el lugar de los hechos, reveló que la causa del enfrentamiento era ella misma. “Se disputan mi amor porque no saben que soy un adefesio”, admitió.

Varios agentes acudieron a separar a los jóvenes exaltados pero no fue necesario puesto que, cuando llegaron, los tres chicos se encontraban a varios kilómetros de distancia unos de otros, aunque seguían profiriendo insultos y persiguiendo sombras.

Los vecinos piden a Carlota M. que aclare la situación para que sus pretendientes dejen de hacer el ridículo y, sobre todo, para que no sigan gritando en plena calle asustando a niños y pájaros. “La gente se cree que me gusta esta situación, pero es que ya he intentado mil veces hablar con ellos. Creo sinceramente que también son sordos”, se lamentó la muchacha.