- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El sexo con la propia esposa será ilegal en Utah

EN FLORIDA YA ES DELITO COPULAR CON FAMILIARES VIVOS

El estado norteamericano de Utah ha aprobado una ley según la cual la práctica de sexo entre conyuges será declarado incesto. Las parejas casadas deberán abstenerse de mantener relaciones sexuales entre ellos al ser ambos miembros de la misma familia, ya que en algunos estados el incesto es considerado delito.

Así, por ejemplo, en Florida es ilegal desde 1983 mantener relaciones sexuales con un familiar vivo. En Virginia está prohibida la penetración entre hermanos si se prolonga más de tres minutos, mientras que en Ohio no se pueden acariciar amorosamente los tiernos muslos desnudos de un sobrino apolíneo sin ser condenado a seis meses de cárcel. Peor lo tienen los californianos, que hasta el año 1979 habían gozado de lo lindo lamiendo los genitales de sus progenitores y que ya llevan treinta años sin poder hacerlo (en este último caso las encuestas indican que al 87% ya se le han pasado las ganas).

Hecha la ley, hecha la trampa.

Sin embargo, los ciudadanos norteamericanos han respondido con mucha picaresca a estas leyes absurdas. Cuando en Minnesota se prohibió a los hombres tener relaciones sexuales con peces vivos (no así a las mujeres), aumentaron los casos de cambio de sexo. Muchos hombres enamorados de un pez estuvieron más dispuestos a renunciar a sus masculinidad que al amor verdadero. De la misma manera, en Wisconsin -donde está prohibido que un hombre dispare un arma mientras su mujer está teniendo un orgasmo- los hombres se apresuraron a vaciar los cargadores contra perros y gatos antes de proceder a la cópula. No es de extrañar, pues, que en Utah ya haya quien se ha decantado por la ruptura para poder seguir disfrutando del placer ilimitado del sexo.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.