- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Expulsada de Mallorca porque atraía a los alemanes

LAS AUTORIDADES ASEGURAN QUE "LA CHICA VA PROVOCANDO"

Natasha Peiró, tarraconense de 26 años, ha sido invitada a abandonar la isla de Mallorca porque su presencia «altera el ánimo de los ciudadanos y atrae un turismo de naturaleza sexual que no queremos promover» en palabras de Aina Calvo, alcaldesa de Palma de Mallorca. Peiró alega que «Palma no es una clase de la que tengan que expulsarme». Sin embargo, admite que abandonará Mallorca para evitar altercados. «Es que ni siquiera se llama Natasha. Su nombre es Sagrario y no es tan guapa» se queja la portavoz de la Asociación de esposas de los alemanes que vienen aquí (EAVA).

«Hay mucha gente en la isla que no quiere que Natasha se vaya, lo que pasa es que lo dicen a media voz porque hay muchos intereses creados, mucha presión social» asegura un conocido de Natasha que no quiere desvelar su nombre. «Es una pena que los alemanes que venimos a Mallorca, todos gente tranquila, no podamos relacionarnos con quien queramos porque determinadas señoras se asocien entre ellas y aparten de nuestro camino a quien consideren oportuno. Ahora le toca a Natasha, el año pasado se llamaba Mileidi… siempre hay una chica que no les gusta y, como se llevan bien con la alcaldesa, todos a callar».

El director del Observatorio Nacional del Código Ético, Antonio Romín, desaconseja «que los líos de faldas entren en el ámbito político» y critica a la alcaldesa Aina Calvo por extralimitarse: «un alcalde no puede expulsar a nadie porque no le caiga bien, o porque no caiga bien a sus amigas, y por mucho que digan que no la están expulsando, están llevando a cabo una campaña de acoso y derribo. Me pregunto dónde están ahora las responsables del Observatorio de la Mujer. Supongo que siguen viendo anuncios, a ver si detectan falos». Romín no esconde que su amistad con Natasha Peiró «viene de lejos», pero argumenta que «esto no tiene nada que ver».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.