- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Detienen a dos alemanes por traficar con mujeres florero

LAS ATRAÍAN CON LIBROS DE JANE AUSTEN

Ernst N. y Jürgen J. fueron puestos ayer a disposición judicial tras descubrirse que traficaban con mujeres florero. «Buscaban señoras superficiales, sin un criterio propio pero con saber estar. De esas que necesitan que un hombre les dé estabilidad y protección» declara uno de los agentes responsables de la detención. La Policía alemana había detectado desde hacía meses un aumento anormal de las familias de toda la vida, especialmente en Berlín. «Las atraían con libros de Jane Austen y acababan emparejándolas con dentistas, todo muy estudiado».

Los delincuentes, que cobraban importantes comisiones a cambio de matrimonios felices y sin sobresaltos, actuaban bajo el amparo de una tapadera muy bien diseñada. «Uno era el típico fumador empedernido y atormentado que ahora está con una y luego con otra. El otro iba de gay. El típico gay que es fan de Andrew Lloyd Webber. Lo tenían todo pensado para que nadie sospechara. Escondidos tras sus vidas desordenadas y bohemias se lucraban con la ortodoxia social».

El acceso de la mujer a la universidad y su creciente implicación en los asuntos concernientes a la esfera pública han hecho que el perfil de la esposa florero sea cada vez menos frecuente y se limite a entornos sociales muy cerrados. «Antes era lo normal. Eras joven, un chaval con futuro, ligabas con una chica mona en una discoteca y ya lo tenías. Pero hoy en día las mujeres florero de verdad no acuden a los locales de moda, tienes que ir expresamente a por ellas porque cada vez hay menos. Las jóvenes de ahora tienen inquietudes y ni siquiera bailan un agarrado pensando en un futuro juntos» explica el filósofo José Antonio Marina en su último libro «Reflexiones para ayudar a cruzar un paso de cebra en esos tiempos tan convulsos». Ernst N. y Jürgen J. eran conscientes de estos cambios sociales y los explotaban para su provecho.