- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cibeles obligará a comer a sus modelos

LA MEDIDA PRETENDE COMBATIR LA DELGADEZ EXTREMA

El próximo 20 de febrero arranca una nueva edición de la pasarela Cibeles Madrid Fashion Week. Fieles a su voluntad de apostar por un modelo de delgadez sana desde que en 2006 implantaran el Índice de Masa Corporal (IMC) como baremo de exclusión, los responsables de la pasarela madrileña presentaron el pasado viernes en rueda de prensa una nueva medida que entrará en vigor en los castings para la próxima edición del certamen.

Algunas modelos se preparan ya para la prueba.

«Toda modelo que quiera desfilar en Cibeles este año deberá, además de presentar un IMC no inferior a 18, comer un ‘Happy Meal’ delante de los directores de casting”, ha explicado Leonor Pérez Pita, directora de la pasarela. «No es ningún tipo de perversión sexual», ha aclarado, «se trata de que cada una de las aspirantes demuestre con hechos, y no sólo con palabras, que es capaz de comer algo más que lechuga sin sentir que está haciendo algo malo». Sin embargo, después de ingerir el conocido menú de McDonald’s, será necesario también que las modelos reafirmen públicamente su compromiso repitiendo tres veces en voz alta “me siento como una foca pero me da igual”. Se espera que la medida suscite quejas, «pero ya ocurrió cuando implantamos lo del IMC y al final todo salió adelante», ha precisado Pérez Pita aludiendo al hecho de que muchas chicas confundieron el Índice de Masa Corporal (IMC) con el de Coeficiente Intelectual (ICQ) y se negaron a someterse a los controles por considerarlos irrelevantes y «nada guays».