Se cuela un vagabundo en Arco y un coleccionista lo adquiere por 150.000 euros

LO CONFUNDEN CON UNA PIEZA DE ARTE