El president de la Generalitat, Quim Torra, se ha visto obligado esta mañana, durante su primera reunión oficial en La Moncloa, a usar dos voces distintas a fin de evidenciar ante Pedro Sánchez que el president Carles Puigdemont y él mismo hablan a través del mismo cuerpo, según han informado fuentes de la residencia presidencial. “Ahora soy Puigdemont… ejem, ejem: No, no, no me parece bien todo esto… Ejem, ejem… Ahora vuelvo a ser Torra: sí, sí, yo lo veo…”, han dicho Torra/Puigdemont en los primeros minutos del encuentro, que tiene por objetivo devolver la “normalidad” a la situación política catalana.

“Los malditos españoles nos quieren hacer daño… Cuidado, cuidado. Compte”, ha gritado Puigdemont con voz aguda, lo que ha obligado a Torra a pedir permiso para ir al baño y solucionar algunos flecos con el líder de su partido antes de proseguir con la reunión con Sánchez.

“Sí… disculpe… sí, ahora soy yo, Quim”, ha dicho Torra con su voz normal, aprovechando unos minutos en los que Puigdemont parecía estar “tranquilo o dormido”, según ha dicho, para avanzar en el mayor número de temas posible con Sánchez.

“Rápido… ya vuelve… ya vuelve. No, no. No. Ves-te’n, deixa’m en pau. No, ho sento. Ho sento. Sí. President, president. No. Ara ja no. En Sánchez és qui… no…”, ha dicho Torra a continuación.

A última hora, fuentes del Ejecutivo de Pedro Sánchez han informado de la posibilidad de encarcelar a Carles Puigdemont aprovechando la mediación del cuerpo de Torra.