Netflix se ha disculpado hoy porque “una avería” ha obligado a retirar del catálogo varios capítulos de “Las chicas del cable” durante algunas horas. Una vez resuelto el problema, la plataforma ha reconocido que el incidente tuvo su origen en la nueva estrella de Netflix, la representante de artistas Paquita Salas, que asegura que cortó el cable de Las chicas del cable por error, “trasteando mientras me hacía un hueco en el menú”.

“Ese cable es lo más caro de toda la serie y es tremendamente duro, es muy difícil que alguien lo corte por error, hay que emplearse a fondo y con saña”, reconocían los técnicos de la plataforma mientras Salas, que está celebrando el estreno de la segunda temporada de su serie, insiste en que “fue un accidente y la culpa es de esta gente que deja el cable tirado por ahí, que ya es un milagro que no me haya tropezado y me haya roto la crisma, de verdad”.

Aunque las malas lenguas aseguran que Paquita Salas ha intentado sabotear otros contenidos que podrían eclipsar su estreno en Netflix, la plataforma celebra que no haya pasado nada grave y pide que se olvide el incidente.

Mientras tanto, la plataforma descubría que alguien se había sentado encima de la Casa de papel, convirtiéndola en una bola de papel arrugado. “Pensaba que era una silla de esas de diseño, hija”, se excusaba Salas mientras Netflix se ponía a reparar la cabecera de la serie a contrarreloj.