Diciendo en catalán que “Espanya ens roba el Mundial”, miles de españoles de todo el país sacaron ayer banderas independentistas catalanas a sus balcones en señal de rechazo a la eliminación de España del Mundial de Rusia 2018. “No quiero seguir formando de este país y creo que, sinceramente, con la selección catalana de fútbol podría irnos mejor”, explica Ana Román, una vecina de Valladolid, exigiendo un referéndum de independencia “cuanto antes”.

“El derecho de autodeterminación está avalado por Europa y en algún momento los europeos verán que España nos ha maltratado machacando todos nuestros derechos y arrebatándonos el Mundial”, explica un sevillano que confía en que Sánchez sea más favorable al diálogo sobre la independencia que el anterior gobierno.

Según los sondeos, el soberanismo catalanista, que hasta hace pocos días se circunscribía a únicamente Cataluña, es ya un movimiento mayoritario en todo el territorio que pretende separarse “de forma dialogada o unilateral” de los 23 jugadores que conforman España.

“Tenemos una cultura y una forma de hacer las cosas completamente distinta a España”, opinan millones de españoles de los 23 jugadores de la Selección.