A fin de evitar ser empitonadas por los hombres que corren delante de los toros, este año las mujeres que acudan a los festejos de San Fermín correrán delante del todo, huyendo con todas sus fuerzas y tratando de dejar atrás a las bestias, según han informado diversos colectivos de mozas de Pamplona. “Es una tradición de aquí, una cosa muy nuestra que se ha ido asentando año tras año al comprobar lo peligrosos que son los hombres que corren delante de los toros”, explica una mujer que viene cada año con la intención de disfrutar de los encierros y se ve obligada a correr.

“Los ves venir de lejos y tienes que salir por patas”, explica otra ciudadana de Pamplona que lleva entrenando varias semanas.

En la web de la fiesta ya se han publicado las normas que han de cumplir las mujeres que vayan a correr delante de los hombres que corren delante de los toros. “Están prohibidas las faldas cortas y el consumo de alcohol porque las reses lo pueden interpretar como una provocación”, anuncian desde la organización. “Lo importante es correr en orden, siendo conscientes del peligro y sobre todo evitar cualquier contacto con los animales o, en todo caso, golpearles en el morro con un diario enrollado”, explican desde la organización.

Al acabar el recorrido, cuando los toros que corren detrás de los hombres que corren detrás de las mujeres por las calles de la ciudad lleguen a la plaza, tanto los hombres como los toros serán encerrados juntos.