Después de que seis de los nueve líderes independentistas catalanes que están en prisión preventiva hayan iniciado su traslado hacia cárceles catalanas por orden del Gobierno de Pedro Sánchez, fuentes cercanas a Instituciones Penitenciarias han confirmado hoy que los agentes responsables del traslado han obligado a Oriol Junqueras a pagar todos los peajes que se han encontrado por el camino.

El portavoz de la Guardia Civil ha informado de que el presidente de Esquerra Republicana ha tenido que correr con el gasto de los 15 euros del paso de Aragón a Cataluña a media mañana, y a partir de ahí ya le fueron cargando a él todas las expensas, “tanto de su vehículo como del resto de la comitiva”, ha matizado el agente.

Durante el trayecto a través de la autopista AP-2, Junqueras ha sido forzado a sacar su cartera hasta en siete ocasiones y se calcula que el político catalán ya ha pagado más de 500 euros. “Cuando llegue a su cárcel de destino tendrá que endeudarse”, lamentan sus compañeros de traslado, que en ningún momento se han ofrecido a contribuir en los pagos de las tasas.

El Gobierno calcula que, si sigue trasladando presos a Cataluña por autopista, los ingresos del Estado superarán sus máximos históricos.