El traspaso de Cristiano Ronaldo a la Juventus se ha frustrado en el último momento después de que el portugués haya coincidido esta mañana en Turín con un italiano más atractivo que él. “Esto no es lo que yo esperaba, nadie me habló de esto”, habría argumentado este mediodía el futbolista, dispuesto a dar marcha atrás y retomar las negociaciones con el Real Madrid.

“Aquí en Italia no se me garantizan el respeto, la filosofía y la constitución bajita y rechoncha de los españoles”, ha sentenciado Ronaldo, que sigue impactado por la estética de los italianos y el estilo de algunos de ellos, con peinados engominados parecidos al suyo, pero más sofisticados. “El nivel es muy alto y no estoy listo aún para competir en esta liga”, reconocía incluso el jugador.

Ronaldo confiesa que “a veces, en la toma de grandes decisiones, conviene mirarse al espejo y ser honesto con uno mismo”. En España, según dice, “nadie puede hacerme sombra en ese aspecto”, cosa que compensa incluso los problemas que ha tenido con Hacienda.

La Juventus está intentando localizar ahora a este italiano que ha amedrentado con su belleza a la estrella portuguesa. El club blanco, por su parte, admite que la decisión de Cristiano Ronaldo constituye un “gran alivio” porque, de momento, no se había encontrado un sustituto español que no fuese feo “como un demonio”.