Un humorista gráfico ha resultado herido leve tras ser víctima de un tiroteo por parte de tres fanáticos seguidores de Maluma. El dibujante Julián Torreblanca, más conocido como Colorín, había publicado días atrás una caricatura del cantante colombiano en una revista musical, en parte animado por el hecho de que algunos tuiteros le habían dicho “con Maluma no hay huevos”, retándolo así a publicar el dibujo.

Tras la publicación, a primera hora de la mañana, tres fans encapuchados entraron en el domicilio del dibujante, situado en Soria, al grito de “¡Maluma es grande!”, disparando contra Colorín. Según la pareja del agredido, antes de abandonar la escena del crimen uno de ellos dijo “Vamo a ser feliz, vamo a ser feliz, felice loh cuatro”, un verso muy conocido entre los malumetanos.

La directora del diario que publicó el retrato de Maluma afirma que este ataque no conseguirá su cometido, que no es otro que la malumización de occidente. “No nos arrodillaremos ante la música latina”, ha afirmado en un comunicado. “Seguiremos haciendo uso de la libertad de expresión hasta que nuestras hijas e hijos puedan salir a la calle y ponerse con el culo en pompa sin miedo a que alguien perree con ellos”, ha añadido.

El violento Estado Reguetónico es una rama extremista del panchanguismo que promueve las ideas de que Maluma es su profeta. Como tal, interpreta como una ofensa cualquier dibujo caricaturesco de su ídolo. En cambio, no tiene ningún problema con las imágenes de estudio y sin camiseta que publican varias revistas musicales, con las que se pretende captar nuevos adeptos.