Las bases del PSOE decidirán en un referéndum si Pedro Sánchez debe vivir en La Moncloa en tanto que presidente del Gobierno de España. Horas después de jurar su cargo, el presidente ha anunciado su intención de someterse a ese dictamen dado que se cuestiona su “credibilidad”, “honestidad” y la “coherencia” al trasladarse a la misma residencia en la que ha estado viviendo Mariano Rajoy, al que tanto se ha criticado desde las filas socialistas. En el partido cada vez son más los que consideran que Sánchez ha traicionado todas las expectativas que la militancia había depositado en él, “nunca tan ambiciosas”, y el político quiere zanjar la cuestión de una vez por todas.

“¿Pedro Sánchez presidente? Esto no entraba en los planes del partido, nadie contaba con eso y no hemos tenido la oportunidad de opinar”, comentaba un miembro de la directiva en la sede principal del partido en la calle Ferraz.

El propio Sánchez reconoce que “cuando uno se mete en política debe asumir que igual acaba en La Moncloa, nunca fue mi idea y entiendo que ahora algunos sientan que he traicionado mi propio discurso”. Y añade: “Soy sincero, cuando vi que la moción de censura prosperaba empecé a sospechar que esto iba a generar un intenso debate”.

Que Sánchez viviera rodeado de lujos en la residencia presidencial era un escenario que nadie llegó a contemplar nunca. El próximo lunes se sabrá si las bases apoyan que el mandatario pueda disfrutar de este estilo de vida.

Al cierre de la edición, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha declarado que Sánchez no puede trasladarse al Palacio de La Moncloa y le ha pedido “un poco de coherencia”.