Diciendo que, cuando oscurece, el país le da demasiado miedo, Pedro Sánchez ha mostrado su firme compromiso de gobernar España “hasta el final de la legislatura y durante las horas de luz”. Según ha explicado, por las noches los problemas del país “parecen ser más de lo que en realidad son y todo se vuelve muy misterioso”.

“Gobernando a según qué horas oigo cualquier ruido y me cago vivo, esa es la verdad… Luego, a lo largo del día, me río de lo mal que lo he pasado durante la noche”, ha explicado el político socialista.

En los casos urgentes en los que Sánchez tenga que hacer alguna gestión durante la noche, trabajará con todas las luces de La Moncloa encendidas y canturreando para simular que está tranquilo y que no cree en “amenazas raras para mí o para España que estén escondidas en el pasillo o detrás del sofá”. Ante las críticas, Pedro Sánchez ha recordado que Mariano Rajoy solo gobernaba los lunes y los miércoles de 10 a 14.

Durante el día, Sánchez gobernará pensando en todos los españoles desnudos para no ponerse nervioso.