Diciendo que el presidente no podía esperar más, fuentes de La Moncloa han informado hoy de que Pedro Sánchez ha decidido extraer él mismo los restos de Francisco Franco de su sepultura situada en el Valle de los Caídos, donde se ha dirigido con guantes, una pala y en su propio coche esta misma tarde. La foto del torso desnudo, empapado en sudor y lleno de tierra, ha incendiado las redes sociales, que se han ensañado con la cuenta de Twitter oficial de La Moncloa, que había comentado que “el presidente cava muy bien”.

“Oh, qué calor”, habría dicho Sánchez tras cinco minutos de trabajo que le han obligado a quitarse la camisa. “Vamos, vamos, rápido. Hay que sacarlo de aquí cuanto antes”, ha repetido el presidente golpeando la piedra con su pala, según confirmaba su equipo.

Los canales institucionales de La Moncloa también han publicado algunos planos detalle de los músculos del presidente señalando que “son los bíceps que representan la fortaleza y la determinación del Gobierno”.

A última hora, la cuenta de Twitter de La Moncloa ha publicado el mensaje “@pedrosanchez Send nudes #hot”.

Cuando termine la exhumación, el mandatario huirá del Valle de los Caídos con una piedra gigante persiguiéndolo cuesta abajo, según han informado las fuentes oficiales.