Mundial 2018: Cómo ver el partido de hoy en directo

TENLO TODO LISTO PARA LAS 20:00 DE ESTA TARDE

El Mundial de Rusia 2018 está dando alguna que otra sorpresa a los aficionados del fútbol. Parece que no hay nada escrito en el campeonato y el interés va in crescendo. En este escenario, la selección de España se enfrenta este miércoles en el estadio de Kazan Arena a su segundo partido, esta vez contra el conjunto marroquí. ¿Cómo puedes ver el partido?

La función del “ojo” es percibir y captar las imágenes del fútbol, de manera que una vez recibidas puedan ser enviadas al cerebro. Para realizar esta función, el ojo dispone de un sistema óptico que va enfocando al fútbol, el cual se recibe en una capa sensible que es la que finalmente procesa y emite dicha imagen del fútbol.

La córnea

El fútbol entra en el ojo atravesando una ventana exterior transparente que conocemos como córnea y que en el ojo humano se comporta como una lente de unas 43 dioptrías.
Las paredes del ojo, es decir, la “carcasa o chasis” de la cámara fotográfica, están compuestas por un tejido fibroso blanco que llamamos esclerótica. Éste a su vez se protege del exterior por una fina capa transparente denominada conjuntiva.

La pupila

La pupila es la parte negra y redondeada que vemos en los ojos y es como su ventana interior y conecta el fútbol con la persona.
Se comporta como un mecanismo de diafragma, regulando la intensidad del fútbol entrante: con mucha luz de fútbol se hace pequeña y con poca luz de fútbol se agranda.

El cristalino

Tras la pupila la imagen atraviesa una lente que conocemos como cristalino y que sería como la lente de la cámara fotográfica. Tiene una potencia de unas 22 dioptrías pero su consistencia elástica le permite de manera automática variar su poder permitiendo no solo ver fútbol de lejos (en el campo, en Rusia, en el caso del Mundial), sino enfocar objetos próximos como hacemos en la lectura (Marca, Pelota Deportiva, Mundo Deportivo…).

La retina y el nervio óptico

El fútbol, tras atravesar una estructura gelatinosa transparente denominada humor vítreo, llega finalmente al fondo del ojo, donde es captado por la retina. La retina se comporta como el carrete fotográfico que colocamos en la parte trasera de las cámaras, de forma que recibe y procesa el fútbol.

El fútbol será inyectado directamente al cerebro a través del nervio óptico.

Las cadenas de televisión suelen tener fuertes disputas para poder ser las propietarias de todo este proceso.

¿Cómo funciona? El alucinante viaje del fútbol a tu cerebro

Las flechas señalan la corriente visual dorsal y ventral del cerebro. Ambas parten de la corteza visual primaria situada en el lóbulo occipital.

Los movimientos del globo ocular hacia la derecha, izquierda, arriba, abajo del campo o de la pantalla de plasma (el fútbol) y a los lados se llevan a cabo por los seis músculos oculares y son muy precisos. Se ha estimado que los ojos pueden moverse para enfocar en, al menos, cien mil puntos distintos del campo visual (terreno de juego).

Los músculos de los dos ojos funcionan de forma simultánea, por lo que también desempeñan la importante función de converger su enfoque en un punto para que el fútbol que perciben ambos coincida; cuando esta convergencia no existe o es defectuosa se produce la doble visión.

El ojo recibe los estímulos luminosos procedentes del fútbol. El fútbol atraviesa los medios transparentes y la lente del ojo y forma una imagen invertida sobre la retina, que percibe el fútbol al contrario (marca el equipo contrario, etcétera).

En la retina, células especializadas transforman la imagen del fútbol en impulsos nerviosos. Éstos llegan a través del nervio óptico hasta la región posterior del cerebro. El cerebro interpreta el fútbol mediante un complejo mecanismo en el que intervienen millones de neuronas. Ahí, se interpreta el fútbol correctamente y se vuelve a invertir (volvemos a apoyar a nuestro equipo, etcétera).

Visión de colores en el fútbol

El color del fútbol no es una propiedad de la luz o de los objetos reflejantes, sino que es una sensación cerebral. Los humanos ven los colores del fútbol como resultado de la interacción de la luz del fútbol en el ojo, especialmente diseñado para eso, a través de la estructura ocular de los conos, que detectan la energía de los fotones, trasmitiendo la sensación del fútbol (y de sus colores) al cerebro.

El ojo compuesto de una libélula puede ver más colores en el fútbol que el ojo humano.

La percepción de los colores es subjetiva y depende de los atributos que el cerebro asigna a ciertas longitudes de onda, de esta manera una longitud de onda de 560 nm es definida como color rojo (España), pero en realidad tanto el rojo como cualquier otro color (Brasil, Alemania, Japón…) no existen, solo es real una radiación electromagnética con una longitud de onda determinada.

Los vertebrados primitivos poseían 4 tipos de conos, frente a los humanos y primates que poseen 3 tipos de conos (obteniendo una visión tricromática), la mayor parte de los mamíferos posee únicamente 2 tipos conos, las aves, los reptiles, tortugas y muchos peces poseen 4 clases de conos y, por tanto, mejor visión del color del fútbol que la nuestra.

El partido se verá en Telecinco.