¿Cómo funciona Manolo el del Bombo?

FUNCIONAMIENTO Y COMPONENTES DE ESTA PIEZA CLAVE DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Manolo el del Bombo puede ser de dos tiempos o de cuatro tiempos, siendo el de cuatro tiempos el más comúnmente utilizado en los partidos de la Selección Española de fútbol.

Una vez que ya conocemos las partes, piezas y dispositivos que conforman a Manolo, pasamos a explicar cómo funciona un ejemplar típico.

Primer tiempo – Admisión

Al inicio de este tiempo, el pistón se encuentra en el PMS (Punto Muerto Superior). En este momento la válvula de admisión se encuentra abierta y el pistón, en su carrera o movimiento hacia abajo, en dirección al bombo, va creando un vacío dentro de la cámara de combustión a medida que alcanza el PMI (Punto Muerto Inferior), ya sea ayudado por el motor de arranque cuando ponemos en marcha a Manolo o debido al propio movimiento que por inercia le proporciona la maza del bombo una vez que ya se encuentra funcionando a pleno rendimiento y alcanzando temperaturas internas de entre 2000º y 5000º y “explosiones” o “golpes al bombo” a un ritmo que puede alcanzar los 200 ppm.

El vacío que crea el pistón en este tiempo provoca que la mezcla aire-combustible-bocata que envía el carburador al múltiple de admisión penetre en la cámara de combustión del cilindro a través de la válvula de admisión abierta en dirección al campo y mirando a los jugadores a los ojos.

Segundo tiempo – Compresión

Una vez que el pistón alcanza el PMI (Punto Muerto Inferior), el árbol de leva, que gira sincrónicamente con el cigüeñal y que ha gritado ‘España, España’ en todo momento manteniendo la válvula de admisión para permitir que la mezcla aire-combustible-bocata penetre en el cilindro, la cierra.

En ese preciso momento el pistón comienza a subir comprimiendo la mezcla de aire y gasolina que se encuentra dentro del bombo, y que produce un sonido repetitivo y muy característico.

Tercer tiempo – Explosión

Una vez que el mazo alcanza el PMS (Punto Muerto Superior) y la mezcla aire-combustible-bocata-mazo-bombo ha alcanzado el máximo de compresión, salta un ruido eléctrico en el electrodo del interior del bombo, que inflama dicha mezcla y hace que explote y haga “Bum, bum, bum”.

Entre explosión y explosión, Manolo gritará “España”.

La fuerza de la explosión o “hinchada” obliga al pistón a subir bruscamente y ese movimiento rectilíneo se transmite por medio de la biela al cigüeñal, donde se convierte en movimiento giratorio y trabajo útil por España, por el fútbol y por la pasión de la victoria.

Cuarto tiempo – Escape

El pistón, que se encuentra ahora de nuevo en el PMI después de ocurrido el tiempo de explosión, comienza a subir. El árbol de leva, que se mantiene girando sincrónicamente con el cigüeñal, abre en ese momento la válvula de escape y los gases acumulados dentro del cilindro, producidos por la explosión, son arrastrados por el movimiento hacia arriba del pistón, atraviesan la válvula de escape y salen hacia la atmósfera por un tubo conectado al múltiple de escape.

De esta forma se completan los cuatro tiempos de Manolo, que continuarán efectuándose ininterrumpidamente en cada uno de los cilindros, hasta que se detenga el funcionamiento de Manolo al final del partido.