Preguntándole al camarero qué es todo ese “jabón”, Marc Pujol, un joven de Barcelona de visita en Madrid, se ha negado a beber una cerveza porque no es capaz de reconocer “esa espuma blanca y espesa que hay justo encima”, según han informado fuentes del bar ‘La moviola’. 

“En Barcelona la cerveza la ponen cristalina y sin una sola burbuja, como debe ser… ”, ha explicado Pujol, lamentando que en todos los bares de Madrid sirvan la cerveza igual y que no parezca haber un “mínimo de cultura cervecera”, al contrario que en su ciudad de origen.

“Los camareros no son argentinos y claro, así no se puede”, ha dicho.

“Esto no hay quien se lo beba, está frío y la cerveza no se sirve así: se sirve macerada a temperatura ambiente”, ha insistido el cliente.

Según una información de última hora, Pujol ha abandonado el bar porque le han servido una tapa de queso que él no ha pedido “y que estropea la degustación de la cerveza, que debe consumirse a solas, sentados en una mesa y hablando bajito”.