“Esta moción nace de su incapacidad de asumir en primera persona las responsabilidades deportivas y la gestión del vestuario que el Real Madrid y la sociedad española le exigen”. Así de contundente comenzó Pedro Sánchez su intervención de esta mañana en la ciudad deportiva de Valdebebas, donde hace escasos minutos ha dimitido Zinedine Zidane dejando que sea el líder socialista quien ocupe el banquillo del Real Madrid. Para acceder al cargo, Sánchez ha contado con el apoyo de todo el bloque catalán.

“Le voy a hacer una pregunta, señor Zidane: ¿Está usted dispuesto a dimitir? Dimita, señor Zidane, y todo esto habrá terminado”, le ha dicho Sánchez. A los pocos minutos, el entrenador francés abandonó su cargo “por el bien de España”.

Aunque Pedro Sánchez no ha despejado la incógnita de qué esquema de juego utilizará, nada más ser presentado por Florentino Pérez se ha comprometido a respetar los Presupuestos del Real Madrid y a abrir un diálogo con el Fútbol Club Barcelona.