Esta semana Instagram ha emitido un informe en el que describe España como un país con una elevadísima calidad de vida y una población en la que más del 50% de los habitantes son multimillonarios. Según los datos que maneja la red social, más de la mitad de los españoles sostiene un tren de vida a años luz del que se podían permitir antes de la irrupción de las redes sociales y de los móviles con cámara.

“A juzgar por las fotos que comparten, los españoles acuden a fiestas exclusivas prácticamente cada semana”, asegura Kevin Systrom, creador de la aplicación. “Desconectan en playas paradisiacas y viajan constantemente a Londres y Nueva York, ciudades en las que incluso tienen su propios rincones”, continúa. “Viven mejor que yo, que soy el que ha creado todo esto”, reconoce el fundador de Instagram.

Gracias a Instagram, se ha podido saber que la inmensa mayoría de usuarios españoles, en lugar de un trabajo de oficina convencional, tienen una carrera como modelos, consultores, prescriptores o ‘dejays’. “Casi todos se ganan la vida desempeñando labores artísticas, creativas, y tienen parejas atractivas también”, apuntan desde la red social. “Tienen horarios flexibles y se pasan la mayor parte del tiempo en el gimnasio para poder quemar los cinco cócteles diarios que beben y las más de 10.000 calorías al día que consumen en los mejores restaurantes de la ciudad”, añaden.

Con los datos sobre la mesa, la Unión Europea se plantea retirar a España absolutamente todas las ayudas para el desarrollo.