La primera sentencia sobre el caso Gürtel ha supuesto un verdadero mazazo para el Partido Popular. Tras la durísima sentencia de la Audiencia Nacional difundida este jueves, el CIS certifica un desplome de la intención de voto de la formación, que cae un 0’0001%.

“Seguimos liderando la intención de voto pero nos pisan los talones”, reconocía ayer por la tarde la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, que exige una respuesta contundente del PP a esta situación. Los sondeos señalan además que, entre los ciudadanos que votarán al partido en el Gobierno, crecen aquellos que lo harán a disgusto. “Ganaríamos las elecciones, pero no la confianza de la gente”, reconoce Levy.

El CIS revela además que los españoles votarán al PP “sí y solo sí el partido sigue negando su responsabilidad, porque si pidiera perdón y admitiera los hechos por los que ha sido condenado, gran parte de la ciudadanía tendría dificultades para depositar su voto en las urnas y preferiría abstenerse para que todo siguiera igual pero no gracias a ellos”.

“El 95% de los españoles espera que el partido esté a la altura de las circunstancias y sea capaz de seguir como si nada hubiera pasado para mantener la estabilidad y evitarle a la ciudadanía la responsabilidad de tomar una decisión”, concluye la encuesta.