“ETA, organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional, quiere informar al Pueblo Vasco del final de su trayectoria, dado que el Gobierno ahora mismo está centrado en los catalanes”. Con esta frase la banda terrorista inicia el comunicado en el que anuncia su disolución y asegura que ha desmantelado totalmente sus estructuras “a fin de que no haya dos grupos haciendo lo mismo en dos sitios distintos”.

“ETA da por concluida toda su actividad política tras entender, al leer las sentencias de la Audiencia Nacional, que el pueblo catalán es ahora mismo la gran amenaza violenta de España”, añade el texto de la banda.

El comunicado señala como reto “construir un proceso como pueblo si comprobamos que los catalanes logran hacerlo por su parte”. Lo hace antes de reivindicar el derecho a decidir y el independentismo de izquierdas: “Materializar el derecho a decidir para lograr el reconocimiento nacional será clave. El independentismo de izquierdas trabajará para que ello conduzca a la constitución del Estado Vasco, una vez veamos cómo le ha ido a la República Catalana”, indica.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado hoy en Logroño que “haga lo que haga y diga lo que diga” ETA, no va a cambiar la política antiterrorista del Gobierno con los catalanes.

“La disolución de ETA no hará que el Gobierno deje de pensar que los catalanes son ETA”, ha insistido.